¿Me he quedado ilegal en México?

Una de las mayores preocupaciones de toda persona que se encuentre lejos de su país de origen, es mantenerse con un estatus migratorio legal en el país anfitrión en que actualmente resida.

Durante el tiempo de estancia en México, pueden ocurrir ciertos acontecimientos que compliquen su situación migratoria actual tales como el robo, extravío, daño parcial o total, o vencimiento del documento migratorio con el cual se comprueba la legal estancia en el país.

Esto sin duda, produce intranquilidad y nos lleva a un planteamiento inquietante, ante la ausencia de documento migratorio: ¿estoy viviendo en México ilegalmente?

Para responder a esta pregunta, es indispensable comprender dos conceptos que en materia migratoria, tienden a confundirse: situación migratoria irregular y situación migratoria ilegal.

La situación migratoria irregular tiene lugar cuando el extranjero entró al país con cualquier tipo de documento migratorio válido y vigente (trátese de visa de residente temporal o permanente, forma migratoria múltiple, visa de visitante con o sin permiso de realizar actividades remuneradas, etc.), y dicho documento ha sido robado, se ha perdido, maltratado o destruído, o bien, éste ha llegado a su fecha límite de vencimiento, inclusive sobrepasándola.

En este escenario, el extranjero afectado por la falta de documento migratorio adquiere una condición migratoria irregular, teniendo la posibilidad de regularizar y normalizar su situación mediante trámite solicitado ante el Instituto Nacional de Migración.

Por lo cual, si ésta es su situación, puede estar tranquilo, pues no está ilegalmente en México.

Sin embargo, tenga en cuenta que aplican ciertas condiciones para poder regularizarse.

Por otra parte, la situación migratoria ilegal se presenta cuando el extranjero ha ingresado a territorio mexicano sin documento migratorio alguno. En este escenario, la ilegalidad es evidente desde que la entrada al país no se hizo conforme al marco legal migratorio vigente, posiblemente bajo circunstancias no permitidas y puntos de entrada no autorizados y/u oficiales, ni se documentó como corresponde, de tal manera que la persona extranjera no tiene posibilidad alguna de regularizar su situación ante el Instituto Nacional de Migración, corriendo incluso, riesgos como la imposición de alerta migratoria, la repatriación o deportación.

¿Desea una asesoría personalizada sobre éste u otros temas? Contáctenos a través del formulario y un experto se pondrá en contacto con usted.