Los WISP: proveedores de servicio de Internet inalámbrico

En la actualidad el acceso a Internet y las Tecnologías de la Información y Comunicación, están presentes en todas las áreas de la sociedad, lo cual nos permite estar comunicados con personas ubicadas en diferentes pares del mundo, realizar compras en línea, acceder a la Banca en Línea, tener medios de diversión, tomar cursos en línea, entre muchos otros beneficios.

Debido a la trascendencia del Internet, este es un servicio público de interés general, es decir, es un servicio que proporciona amplios beneficios a la sociedad, el cual puede ser comparado con el servicio de agua, alcantarillado, salud, educación, entre otros.

Ahora bien, para recibir la conexión de Internet, existen tradicionalmente las siguientes tres opciones: la primera, a través de una red cableada, la cual es muy costosa; la segunda, con un servicio satelital, mismo que es acotado para ciertos sectores; y la tercera, con red inalámbrica, a través del uso del espectro radioeléctrico.

En este sentido, debido a la escasa infraestructura que existe en algunas áreas del país, así como lo tedioso y los elevados costos del despliegue de una red cableada y satelital, los Proveedores Inalámbricos de Servicios de Internet (WISP, pos sus siglas en inglés), a través de las bandas de uso libres, representan una solución ante la necesidad de la población y una oportunidad de negocio para los empresarios visionarios. El despliegue ágil y la facilidad para instalar la infraestructura de una red WISP, permiten llegar a los lugares más apartados, y proveer una alta capacidad en el servicio y ofrecer precios competitivos.

En este orden de ideas, es importante que empresarios y usuarios, sepan que para proveer servicios de telecomunicaciones, como el acceso a Internet, es necesario tener el documento que lo autoriza, el cual es emitido por el Instituto Federal de Telecomunicaciones. Tener el documento que lo autoriza, permitirá al empresario asegurar su inversión y crecer en el negocio; y el usuario, es decir a la población general, podrá tener la certeza de recibir un servicio de calidad y, en caso, de tener quejas poder acudir ante la autoridad.

Es por ello que se recomienda a los WISP obtener su concesión y a los usuarios exigir que su proveedor de internet, tenga el permiso y entrege un servicio de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.